Portada » Entradas » Joya escondida de Ayacucho: Pozas naturales de Millpu

Cataratas de Millpu

Joya escondida de Ayacucho: Pozas naturales de Millpu

En el post anterior visitamos El mirador Del Cristo Blanco en Huanta, ahora continuaremos con nuestro recorrido. Salimos de Huanta con dirección al sur para conocer las pozas y cataratas de Millpu en Circamarca que se ubican en Huancaraylla, provincia de Víctor Fajardo. De  Ayacucho a Huancaraylla son cuatro horas en auto por carretera.

Eran las 4 de la tarde cuando salimos de Ayacucho rumbo a la Vía Libertadores para ir hacia Andahuaylas, aunque una congestión vehicular nos retrasó un poco (pensé que esto solo ocurría en Lima). Fuimos por esa ruta hasta ubicar un letrero Cangallo – Vilcashuamán, y así continuamos hasta encontrar la dirección a Cangallo.

letrero-cangallo-vilcashuaman-1-mejorado-con-frima

Aquí las carreteras son estrechas y las curvas cerradas. Por suerte el camino está bien cuidado, lo cual nos permitió llegar a tiempo a nuestro destino. Por seguridad y por consejos de pobladores de la zona, decidimos descansar en Cangallo para salir al día siguiente muy temprano rumbo a Huancaraylla.

Por cierto, Cangallo es un valle rodeado de montañas a unos 2,577 msnm. Es conocida como la “Heroica Provincia de Santa Rosa de Cangallo”. Su clima es templado, ideal para que crezcan peras, naranjas, paltas y lúcumas.

Calles de Cangallo
Calles de Cangallo
Iglesia de Cangallo
Iglesia de Cangallo

Nos hospedamos en el  hotel municipal de la provincia. La habitación doble cuesta 20 soles, incluye TV y agua caliente, y ofrece diversos platos a la carta en su restaurante. Antes de dormir para relajarnos, contemplamos el cielo despejado del lugar: un infinito lleno de estrellas. Esa vista fue simplemente increíble.

Día 2 : Pozas de Millpu

El canto de un gallo cangallino nos despertó a las 6:30 de la mañana. Nos alistamos para una nueva aventura, no sin antes llenar de combustible a nuestro vehículo (ubicamos un grifo que provee de gasolina de 90 octanos). Una vez listos partimos a Huancaraylla.

En el camino encontramos árboles repletos de naranja que nos sirvieron de desayuno, mientras la naturaleza nos regalaba un aroma agradable a eucalipto y  leña. El paisaje por estos lugares es único, con valles, ríos, pequeñas cataratas, casitas pintorescas propias de la serranía y animalitos del campo: vacas, toros, ovejas, caballos, chanchos, alpacas y vicuñas (a estos últimos los vimos cuando nos encontrábamos arriba de los 4,000 msnm).

En el camino un árbol de naranjo
En el camino un árbol de naranjo

Y así, tras pasar por Huancapi, capital de Víctor Fajardo, llegamos a Huancaraylla, un pueblito pequeño pero muy acogedor con personas amables y alegres.

huancapi-1-mejorado-con-firma

Pueblito de Circamarca
Pueblito de Circamarca

Para continuar con nuestra aventura nos aseguramos con un menú de cinco soles. De allí partimos hacia a las aguas turquesa y cataratas de Millpu en Circamarca

De la capital de Ayacucho a Millpu son 4 horas y media. Iniciamos una caminata alrededor de las 9:00 de la mañana. Avanzamos por un camino entre pequeños cañones, quebradas, pero vale la pena continuar (¡eso sí, prohibido mirar atrás!).

Entre quebradas y pequeños cañones
Entre quebradas y pequeños cañones

Sentíamos un ligero cansancio por la falta de oxígeno pero nada nos detuvo. Después de 30 minutos de caminata pudimos apreciar entre los pequeños cañones el curso del río formado pozas escalonadas sobre piso rocoso de color blanco, cuyas aguas cristalinas toman colores verde y turquesa, ofreciendo un espectáculo fascinante que motiva  a tocarlos y tomarse fotos. Quedan grabados en nuestra mente esta experiencia fabulosa.

Pozas de Millpu
Pozas de Millpu

Después de un breve descanso, continuamos con la caminata, y nos percatamos de la primera catarata, la cual nos avisó que ya estábamos cerca de la cima.

Un merecido descanso
Un merecido descanso

 

Bellos paisajes
Bellos paisajes

El paisaje era maravilloso: la caída del agua, los cerros de piedra al fondo, los riachuelos color verde, el cielo celeste con un sol radiante en el firmamento, todo nos dejaba boquiabiertos.

La naturaleza en todo su esplendor
La naturaleza en todo su esplendor

 

Hermosos riachuelos
Bellos riachuelos

Mientras que nos calentamos con los rayos del sol, llegaron algunos lugareños junto con sus burritos, tenían sus sombreros adornados con flores al igual que los animales. Ellos celebran una ceremonia ancestral, el “ritual de pago al agua”, que consiste en sacar el agua del lugar más cercano donde nace la catarata y llevarlas a los canales que tiene la comunidad de Millpu, para que no les falte el agua nunca, y que coincide con la fiesta de la Virgen del Cocharcas.

burrito-ok-con-frima-1

 

arpa-oki-con-frkam
Fiesta costumbrista

Los cargontes estaban vestidos con bandas rojas sobre su pecho, ellos son los anfitriones de la fiesta patronal, entonaban canciones en quechua acompañadas con arpa y violín dieron inicio a la festividad en homenaje a la Virgen del Cocharcas. Por supuesto, nos invitaron un suculento almuerzo: picante de papas con arroz y seco de carnero, con su respectiva chicha de jora.

Chicha de jora

Ellos son muy gentiles y amigables, querían que nos quedemos un rato más para ver el “ritual del pago del agua”, pero teníamos que continuar nuestro recorrido. Nos despedimos de ellos con la promesa de volverlos a ver la próxima vez que estemos en Circamarca.

 

pobladora-y-yo-ok-mejorado-con-firma
La despedida

Después de conocer este hermoso lugar, bajamos por otro camino menos accidentado. En este centro poblado nos encontramos con personas que se habían organizado y ofrecían comida típica del lugar, trucha, cuy, caldo de patasca, mazamorra de calabaza, entre otros platos. Aprovechamos para almorzar.

Camino de retorno
Paisajes de nuestra sierra

Recomendaciones para la caminata:

  • Llevar zapatillas cómodas y con cocadas
  • Llevar ropa ligera para el día y abrigadora para la noche
  • Cargar mucha agua para hidratarse
  • Usar bloqueador y mantequilla de cacao para la resequedad de los labios
  • Cargar pastillas para el soroche (por si acaso)
  • Sobre todo, tener siempre mucha actitud

Grifos de combustible: gasolina de 90 octanos

  • Cangallo, Valentin Munarriz 204

Hoteles:

  • Hotel Municipal de Cangallo, Plaza Principal s/n.  La habitación doble cuesta 30 soles.

Entradas a paseos turísticos:

  • Boleto turístico para las aguas turquesas dos soles.

En nuestro siguiente post continuaremos nuestro recorrido hacia al bosque de piedras Pampachiri en Apurímac, aunque la naturaleza nos tendría una sorpresa.

 

3 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *